Por que aparecieron los refranes

Hay que admitir, a pesar de que pueda parecer algo que no es del todo cierto, que cada día son más las personas curiosas que hay en nuestro planeta. Solamente hay que echar un vistazo a las búsquedas que se hacen en cualquier motor de búsqueda de Internet, para darse cuenta que no solamente estamos buscando datos concretos sino que al mismo tiempo estamos buscando datos curiosos. En www.refranesysusignificado.net se puede ver, por ejemplo, la inmensidad de datos curiosos que tienen los distintos refraneros de medio planeta. Pues bien, toda esta información es consumida por muchos usuarios..

El mejor refrán

En consecuencia, a lo largo y ancho de estas líneas, vamos a hablar del posible origen o los posibles orígenes que tienen los refranes. Unos orígenes que van a ser comunes a todas y cada una de las culturas ya que prácticamente las condiciones de vida eran bastante similares en cuanto a esta clase social se refiere. Más que nada, porque hay que decir, para empezar, que los refranes son dichos populares que es originaron en zonas que podríamos considerar como me lees. Más que nada porque no tenían otra manera de comunicación y porque carecían de Cultura y tenían que encerrar toda su sabiduría en unas pocas líneas o incluso en unas pocas palabras.

 

Dicho esto, vamos a comenzar a profundizar un poco más en el origen de los refranes. Una vez que ya nos hemos situado en la clase social más humilde de la sociedad, tenemos que decir que estas personas tenían la necesidad de dejar recogidos sus pensamientos, de dejar recogidas todas y cada una de sus enseñanzas. Teniendo en cuenta que en muchas ocasiones no sabían escribir y teniendo en cuenta que en otras tantas a pesar de que supieran no tenían manera alguna de recogerlas, optaban por la transmisión oral de estos pequeños refranes. Solamente hay que analizar unos pocos para ver que todos y cada uno de ellos encierran una pequeña moraleja ya sea para nuestro día a día o para temas incluso de salud o de amor.
Es por ello por lo que podemos concluir sin temor a equivocarnos que este fue el verdadero origen de los refranes. Resumiendo, zonas de una cultura media o incluso baja, y que tenía en la necesidad de dejar recogido de alguna manera todo su conocimiento. Y todo ello para trasmitirlo a las siguientes generaciones y que éstas pudieran ser partícipes de las experiencias ya vividas.

This entry was posted in Noticias. Bookmark the permalink.