Los usos del sistema en 3D

Sistemas y usos para las películas en 3D

Sistemas y usos para las películas en 3D

Ahora en Gcreporter nos toca seguir hablando sobre el sistema en 3D al igual que hablamos antes en la entrada anterior. Y es que ahora solamente podemos decir buenas cosas sobre ello.

En precedentes entregas hemos analizado el funcionamiento del ojo humano y las primeras técnicas de películas en 3d usando lentes de colores. El día de hoy vamos a hablar sobre la tecnología actual que existe en las salas de cine, de qué forma se aplica esta tecnología a los televisores de nuestras casas y de qué forma marchan los nuevos sistemas que prometen visión en 3d sin emplear ningún género de lentes.

Como hemos visto previamente, una película en 3d se fundamenta en la proyección de 2 imágenes sutilmente diferentes que han sido grabadas desde 2 ángulos distintos. Allí en mil ochocientos treinta y ocho, Sir Hables Wheatstone ideó el estereoscopio. Un simple mas fantástico sistema que nos deja observar, desde una situación específica, unas tarjetas singulares que eran percibidas por nuestro cerebro como una imagen estereoscópica.

Este sistema tiene el ligero inconveniente de que solo puede observarse desde una situación muy concreta, con lo que su aplicación al cine se antoja complicada. Ya examinamos en la precedente entrega el empleo de lentes de colores para percibir estas 2 imágenes en el receptor, mas ¿de qué manera marchan los presentes sistemas? Merced a la polarización de la luz. Puedes seguir leyendo la noticia para más información.

ºEl asombro de los usos para el cine en 3D

El asombro de los usos para el cine en 3D

¿De qué manera podemos aplicar esta técnica a nuestras salas de cine? En la pantalla se proyectan las 2 imágenes grabadas desde ángulos distintos, con polarizaciones diferentes. De este modo al observador van a llegar 2 ondas de luz, una polarizada horizontalmente y otra verticalmente. Los cristales de nuestras grafas están formados por materiales como los descritos en el parágrafo anteior precedente, de forma que solo van a dejar pasar entre los 2 rayos de luz cara el ojo. De esta forma logramos recrear la visión estereoscópica en nuestro cerebro tratando todos y cada uno de los colores por igual, logrando una enorme mejora con respecto a las viejas lentes de colores colorado y azul.

Hay otros sistemas 3d que podemos tener en la tele de nuestra casa y que emplea las llamadas lentes activas. O sea, lentes que precisan nutrición pues intervienen de forma activa en el proceso. Estas lentes están hechas de cristal líquido que dejan, a través de señales eléctricas, dejar pasar una imagen o bien no. En contraste al cine en 3d, sobre la TV se proyecta una imagen tras la otra, y a través de una señal inalámbrica que actúa como sincronización, se informa a las lentes de en qué momento debe dejar pasar la luz cara un ojo y cara el otro. Esta alternancia de imágenes se efectúa de forma tan veloz que nuestro cerebro no lo percibe.

Llegados aquí nos podemos consultar de qué forma posiblemente funcione la TV 3d sin lentes. Esta técnica, que es bastante compleja y aun no está muy madura, se fundamenta en un sistema autoestereoscópico. La pantalla de la T.V. está formada por microlentes, de la que salen 2 rayos de luz con ángulos diferentes. Así, cada ojo recibe una imagen diferente.

This entry was posted in Noticias and tagged , . Bookmark the permalink.